Mi viaje a Japón

Blog sobre mi experiencia en Japón

Dia 16 – Hiroshima

Hoy fuimos a Miyajima , no hay mucho que decir del viaje, ya nos acostumbramos a viajar en Japón y lo tomamos todo con bastante naturalidad. Llegamos al andén, tomamos el tren durante unos 20 minutos y cuando escuchamos por los parlantes que estábamos llegando a Miyajima-Guchi nos bajamos.

Caminamos unas cuadras, llegamos hasta el puerto y esperamos el ferry que nos llevaría hasta la isla de Miyajima. Después de 5 minutos llegó y nos subimos, el viaje en ferry no duró más de 15 minutos, de hecho se puede ver la isla desde la orilla así que no es una gran distancia.

Al bajar vimos nuevamente a nuestros amigos los ciervos y a unos aliens muy copados hechos de alambre (aunque estaban medio fuera de lugar en esa isla tan tradicional).

Estuvimos recorriendo unos negocios, Nacho se emocionó con unos abanicos de Ghibli y finalmente con Misu nos compramos una especie de… pescado frito relleno de queso y pulpo o algo así, era rico. Ale se había comprado unos fideos y Nacho una ensalada.

Nos sentamos a almorzar y de repente se acercaron dos ciervos a hacernos la vida imposible. Estuvieron hasta el último momento al lado nuestro metiendo sus hocicos en nuestras mochilas y buscando comida por todas partes. En un momento mientras Ale sostenía el taper de su comida con una mano y comía con la otra uno de los ciervos empezó a lamerle la tapa que estaba para abajo. Ale le restó importancia hasta que repentinamente el ciervo tiró con fuerza de la tapa (supongo que en una lamida) y le tiró los fideos al suelo. Ale terminó puteandolo pero lo perdonó porque le había parecido tierno jajaja.

Después de eso seguimos viendo tiendas y comprando boludeces para llevar de regreso, entramos al templo. Yo ya lo conocía así que mucho no me impactó, pero fue lindo volver porque realmente vale la pena el viaje, es un pequeño pueblo rodeado por el mar y con unas enormes montañas de fondo. Lo único que nos lamentamos fue que el famoso torii de Hiroshima estaba “en reparación“.

Finalmente acompañamos a Nacho subiendo unos metros por las montañas hasta el tele esférico ya que él quería subir hasta la cima. Nosotros lo consideramos pero realmente yo no tenía ganas de tener que pagar unos 11 dólares para subir hasta la cima, para colmo el día estaba muy nublado y anunciaban lluvia. Lo acompañamos hasta la parada y después nos separamos.

Con Ale y Misu bajamos y nos sentamos en un pequeño descanso techado. Mientras merendábamos se acercó otro ciervo, pero esta vez estábamos bien preparado. Ale le dió un par de pasas de uvas y el ciervo estuvo feliz aunque podría haber seguido comiendo toda la tarde.

Al bajar vimos el pagoda que habíamos visto desde lejos y decidimos partir porque ya se había largado a llover y no había mucho más para ver en Miyajima.

Regresamos al hostel y finalmente Nacho llegó una o dos horas después, cuando estábamos por salir a comprar comida viene Ale desde el piso de abajo donde está el comedor y nos dice: “Vengan que hay un japo que está cagándose de risa con nosotros y no entiende nada de inglés”

Bajé con Misu y vimos que había estado regalando cervezas, era un tipo grande que había venido a Hiroshima desde Okayama (la ciudad donde residía y trabajaba) a pedido de la empresa donde trabajaba. No entendimos demasiado lo que decía, sólo se dedicó a chupar vino y cerveza y nos regaló una lata de cerveza a cada uno, nos hablaba de boludeces pero se reía de todo (se notaba que ya estaba en pedo). Cuando nos terminamos la cerveza nos quiso regalar otra (que ya había comprado previamente) pero la rechazamos porque todavía ni siquiera habíamos comido. Aprovechamos el momento para despedirnos y salir a comprar comida.

Al volver con la comida vimos que todavía seguía en el comedor así que mientras nos sentamos a comer siguió hablando de cualquier cosa. Ale se sorprendió cuando le dijo que conocía Hokuto No Ken y le tiró un par de frases como “A TA TA TA TA TA” y algo como “Omae wa mou shindeiru”. También nos habló de Captain Tsubasa y nos dijo la frase “Boru wa tomodachi”, nosotros le dijimos que en español se decía “El balón es tu amigo”, trató de pronunciarlo y lo hizo bastante bien así que lo felicitamos!!

También se unió una japonesa que vivía en Hokkaido (al norte de Japón) y estaba de vacaciones o algo así, porque cuando le preguntamos cuando volvía nos respondió con un: “Cuando tenga ganas” jajajaja, ojalá pudieramos decir lo mismo.

Hubo varios momentos graciosos durante la charla con el japonés pero ya se lo contaremos a todos en persona cuando regresemos a Argentina.

Les dejo las fotos del día y muchos saludos!!

Anuncios

26 abril 2012 - Posted by | Hiroshima

4 comentarios »

  1. Me rindo ante la sabia opinion de Sebas “Los ciervos son muy tiernos, aunque lo único que quieran es recibir comida” ja…ja..
    Muy buena la anecdota con el choborra nipon, a la mierda la idiosincracia japonesa, ja…ja…
    Esperaba la foto de la japonesa y no un enlace del lugar donde venia, ese “cuando tenga ganas” sono bastante argento tambien.
    Besos

    Comentario por Tangoracio | 26 abril 2012 | Responder

  2. Opino lo mismo, esperaba la foto de la Japonesa antes que la del lugar.
    Muy entretenido todo el relato, y también muy buena la forma en que venís mechando las fotos. Comentario que también había hecho Sebas.

    Comentario por Spike | 27 abril 2012 | Responder

    • No pudimos sacarle foto lamentablemente porque hablamos 5 o 10 minutos como mucho.

      Comentario por Lacrymac | 27 abril 2012 | Responder

  3. Noooo!!! Le sacaste foto al viejo choborra, genial!!! Jajaja! Un grosso. Fue mortal cuando imitó un “kame hame ha” de Dragon Ball Z y la mina del hostel vino a decirle que bajara la voz, estaba re limado.
    Importante el momento de la pungueada del ciervo, ya que había un grupo enorme de colegiales y las chicas se morían de risa y se acercaron a preguntarme amablemente si estaba bien; sólo un japonés puede preocuparse por eso. Muy divertido ese día.
    La chica que estaba ahí tenía descendencia taiwanesa y el tipo no dejaba de pedirle disculpas por la vez que Japón había invadido su pais, una locura.

    Comentario por Ale | 25 mayo 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: